Una dulce despedida (y un encuentro excepcional)

Mara Torres, charla, Molina de Segura
Mara Torres firmando libros al terminar su charla con los lectores

Se cierra el ciclo Escritores en su tinta. Por este año, cesará el ir y venir de importantes escritores nacionales (e internacionales, por primera vez aparecidos en esta edición). Aun así, no paran las letras: el auge literario que vive Molina de Segura garantiza encuentros literarios cada mes, si no cada semana. Quedan escritores para rato.

 

Y para cerrar el ciclo, la elegida es Mara Torres, periodista y escritora (ese binomio tan repetido por estos lares). Su vinculación a Molina de Segura, que le abrió los ojos y le quitó el miedo a escribir, y su cercanía con el público (cercanía que no pudimos observar en otros encuentros como el de Michel Houllebecq, por ejemplo) han hecho de la velada un encuentro entrañable, una ocasión perfecta para decir adiós.

 

(Sigue leyendo)

La atmósfera, desde luego, es inigualable. Un viernes por la tarde, normalmente reservado para otros menesteres, se convierte en el “cuando” idóneo para la literatura, y si bien esta vez la sala de conferencias de la Biblioteca Salvador García Aguilar no está llena, el ambiente cálido y la experta voz de Mara Torres (locutora de radio y presentadora de televisión) se han hecho cargo de hacerla memorable.

 

Entre citas de poetas, se habla del amor, la muerte, el desamor y el tiempo, de periodismo y de lo que no es periodismo, del Premio Planeta (del que fue finalista en 2012), del Premio Setenil (del que también fue finalista y que le dio la seguridad para seguir escribiendo), de televisión y de radio, de vorágines vitales que no te dan tiempo para vivir y de pérdidas. El recuerdo de la pérdida de su hermana, el mismo año que la sorpresa del Planeta, hace que por un momento se pierda la Mara Torres vivaz y alegre que nos ha acompañado todo el encuentro y sus ojos se llenen de lágrimas. Tremendamente arropada por el público, al que ha conquistado con su humildad y su entusiasmo, pronto se recupera, y el diálogo sigue. Fluido, natural y hechizante. 

 

Nos cuenta anécdotas del Premio Planeta. La gala de entrega, que es muy parecida a Eurovisión, y que ella vivió con una emoción palpitante. El proceso de escribir el libro, la creación de un personaje (Fortunata Fortuna)para que le hiciera compañía en las tardes de domingo. El largo proceso para dejar atrás a Mara Torres y dejar por completo sola a Fortunata en su libro. Los entresijos de su periplo en los programas de humor con Joaquín Reyes. Nos habla de su visión de los informativos, de la actualidad, de la vorágine que el periodismo. De cómo la literatura no da para vivir, de por qué jamás dejaría una profesión que le encanta. De que tiene que necesitar escribir para poder hacer una novela, y que por eso no podemos esperar otra de momento. De cómo se resolvió la propuesta de colaboración de la revista Elle para la publicación de un relato al mes, llenando así sus inquietudes literarias.

 

¿Podemos decirlo? Hacía tiempo que nadie nos conquistaba así: con quietud, saber estar y un torrente de palabras al que no quieres dejar de escuchar. Sin duda alguna, un cierre óptimo para un ciclo al que esperaremos con ansia el próximo año. 

 

Maravillas Palomino / @MaraPirate

Escribir comentario

Comentarios: 0

Visualiza el número aquí

¡Descarga aquí nuestro noveno número!
¡Descarga aquí nuestro noveno número!