El gran Cerati, el regreso de Valente y un nuevo rumbo para la Casa encendida

Gustavo Cerati, el maestro del rock hispano, fallecía esta semana “luego de cuatro años de coma tras el accidente cerebro vascular que sufrió después de un concierto en Caracas, y que desde entonces lo postró en una cama, Gustavo Cerati, uno de los exponentes fundamentales de la historia del rock en español, se despidió de este mundo para finalmente trascender hacia el Olimpo de los iconos del género”. Cerati, que ya era considerado una leyenda de la música popular de esta parte de Occidente, a partir de ahora será recordado como una figura revolucionaria y renovadora en la evolución del rock en América Latina, pues su olfato vanguardista, su capacidad de reinventarse constantemente y de saber adaptar a la idiosincrasia local las tendencias musicales del momento, se convirtieron en toda una universidad para su progenie y las subsiguientes generaciones de músicos.

 

(Sigue leyendo)

Valente recupera su voz para narrar la vida. “Hacia mediados de los años ochenta, José Ángel Valente empezó a redactar una serie de prosas narrativas en las que, de alguna manera, intentaba darle forma al penoso proceso de divorcio de su primera esposa que se había iniciado en 1982. Ese es el “fondo autobiográfico” de Palais de Justice (Galaxia Gutenberg / Círculo de Lectores) al que se refiere el también poeta Andrés Sánchez Robayna, responsable del legado de Valente y editor de ‘este texto anómalo, de esta insólita novela’, según sus propias palabras, que aparece estos días una vez que se han cumplido las condiciones familiares que impedían hasta ahora su publicación".

Los enamorados del arte están de enhorabuena porque el gobierno ha decidido que El Bosco y Van der Weyden sigan en El Prado. “La petición de devolución cursada por Patrimonio Nacional a la pinacoteca que dirige Miguel Zugaza para que varias pinturas de estos maestros pasen a engrosar la colección del Museo de Colecciones Reales que será inaugurado en 2016 está a punto de recibir una respuesta negativa por parte del Gobierno. El pasado mes de julio, José Rodríguez-Spiteri dirigió una carta a Zugaza recordándole que esas pinturas —consideradas obras capitales de la colección por parte de los responsables del Prado— eran propiedad de Patrimonio Nacional y que su intención era recuperarlas. ¿Destino? Un lugar de honor en el futuro Museo de Colecciones Reales.

La Casa encendida

Lucía Casani se pone a los mandos de La Casa Encendida, en Madrid. Este nombramiento representa un "cambio generacional" y "una actualización de su programación, adaptada a las necesidades del mundo actual", señaló este viernes La Casa Encendida en un comunicado. José Guirao seguirá vinculado al proyecto como director general de la Fundación Obra Social y Monte de Madrid. Casani (Madrid, 1978) es licenciada en Comunicación Audiovisual, y entró a formar parte de La Casa Encendida en 2002 como encargada del área de audiovisuales. En 2009 fue nombrada programadora cultural de esa organización.

 

Daniel J. Rodríguez// @DanielJRguez

Escribir comentario

Comentarios: 0

Visualiza el número aquí

¡Descarga aquí nuestro noveno número!
¡Descarga aquí nuestro noveno número!