mié

30

jul

2014

Ñ de Ñaque

Y de este modo, fieles lectores de los miércoles, llegamos a la letra más temida por aquí la escritora, a quien se le acaba la imaginación y tiene que recurrir a sugerencias de buenas amigas ante su rotunda negativa a consultar diccionarios o glosarios para inspirarse para el post semanal (recurrir a amigos para la inspiración es hacer uso de un vacío legal enorme, porque ellos sí que pueden hacer uso de diccionarios y glosarios).

 

Pero en fin, tras una ardua búsqueda, una larga semana de preocupación y una breve conversación en la que la palabra elegida ha salido casi al instante, ¡tenemos ganador! Ñaque, que, para aquel que aún no haya leído la imagen que adjunto por si alguien se piensa que me la he inventado, significa conjunto de cosas inútiles o rídiculas

 

(Sigue leyendo)

Ahora bien, ¿simplifica esto la cosa? No, porque conjunto de cosas inúles o rídiculas puede ser cualquier cosa. Puede ser la tarde que llevo en plan remember jugando a Farmville, puede ser salir a correr media hora para luego hincharse a helado, o releer por enésima vez Teo va a la playa por lo interesante de su argumento (también puede cosiderarse inútil o rídiculo hacer referencia a libros de Teo que jamás he leído). 

 

Entonces, ¿de qué podríamos hablar? ...

 

¿Sabéis cual es realemnte el problema de esto? ¿De la palabra ñaque? Que es un palabra tan amplia, un concepto tan sumamente extenso que pretender hacer un post que lo abarque puede tornarse una tarea hercúlea (qué bonito tema el de los doce trabajo de Hércules, ¿no os parece?).

 

(Algo me dice que este post se va a convertir él solito en un ñaque sin necesidad de centrarlo).

Porque a mí se me ocurre, por ejemplo, hablar de Pou. Me diréis: "¡Eso no es un conjunto de cosas, es una aplicación!" Pues bien, eso es un error. Pou es una extraña mezcla entre un tamagochi, una consola de Sega más bien cutre y un llamamiento a la droga. Sí. Droga. Yo tengo un Pou (como consola de juegos cutres no está mal, tiene una curiosa imitación de algunos juegos de moda en estos tiempos que corren y una se aburre en los autobuses) y lo drogo. Porque qué queréis que os diga, para que preocuparse de que Pou duerma, esté alimentado, sano y además feliz cuando puedes darle una poción mágica que le sube todos los niveles de golpe y te deja al pobre Pou listo para la acción? Claro, que entonces deja de ser un tamagochi y se convierte solo en una consola de juegos. 

Otro conjunto de cosas inútiles del que merece la pena hablar es de los Juegos Reunidos Geypper. Porque eran algo así como 100, yo tuve uno de pequeña, pero no conozco a nadie que los jugara a todos. Ya sea por ignorancia (no venían las normas de todos los juegos), porque la pasión por los juegos de mesa se agotaba con facilidad (eran un montón) o porque terminaba por perderse una pieza o una cartulina, por no hablar de la ínfima calidad de los tableros. 

 

Lo que sí que es inútil (parece) y algo rídiculo es el post de hoy. Lo siento, pero la letra Ñ me mata toda la creatividad. Creo que murió el día que hicimos el post dedicado a la OSAM de Phienas y Ferb. Así que, para dar aún más absurdidez y a la misma vez otorgar un grado de genialidad y elevar esta entrada de hoy a la categoría de las grandes (en este punto parece que me estoy pasando un poco, pero no importa), hoy nos despedimos con los brillantes Lynyrd Skynyrd. ¿Que no viene a cuento? Cierto es, pero "ñaque" a nuestro parecer así lo exige. ¡Hasta la semana que viene!

 

 

Maravillas Palomino / @MaraPirate

Escribir comentario

Comentarios: 0

Visualiza el número aquí

¡Descarga aquí nuestro noveno número!
¡Descarga aquí nuestro noveno número!