F de Fanfic

Portada de Cincuenta sombras de Grey
Portada de Cincuenta sombras de Grey

Hoy vamos a hablar de fanfics. Los grandes amantes del binomio lectura-internet estarán muy familiarizados con el término, seguro. ¿Quién no se ha topado en un foro con una historia alternativa de Harry Potter? ¿O con tres o cuatro continuaciones a la espera de que Rowling sacara el siguiente libro? Escritos por un fan, obviamente. Un fanfic, o fan fiction, es precisamente eso: una historia que continúa una historia o desarrolla un hilo argumental olvidado por el autor, o reescribe la historia adaptándola al gusto del que la escribe, normalmente un fan de la saga. Y como ejemplo de uno de los fanfics más famosos (como ya mencionamos en este post) es Cincuenta Sombras de Grey, que E. L. James escribió basándose en la saga de éxito Crepúsculo, pero quitándole los vampiros y metiéndole mucho sexo. Pero cabría preguntarnos: ¿es lícito coger la historia de otra persona, los personajes de otra persona, y crear una trilogía de éxito?

 

(Sigue leyendo)

Hace no mucho, J. R. Ward (a la que también mencionamos en un post) hacía una publicación en su página de Facebook pidiendo a los fans que se abstuvieran de hacer fanfics con sus sagas. Incluso juegos de rol:

 

"Hi guys! Just a reminder: for those readers approached by role players, particularly those who misrepresent themselves as having been granted permission by me for use of my books for RP, that I have never, and will never, allow or give permission to any third parties for any of my books, characters, or world building to be used for role play or fan fic. I do one hundred percent support RP and fanfic if it is based on the works of authors who are comfortable with that kind of thing. I am not one of those authors, however. Thanks kindly!"

 

(¡Hola chicos! Sólo un recordatorio: para aquellos lectores cercanos a los jugadores de rol, particularmente a aquellos que se presentan a sí mismos como si tuvieran permiso mío para usar mis libros para juegos de rol, que yo nunca he permitido, y nunca permitiré o daré mi permiso a ninguna tercera parte para usar mis libros, mis personajes o universo para juego de rol o fanfic. Apoyo al 100% los juegos de rol y fanfics si están basados en autores que se sienten cómodos con ese tipo de cosas. Sin embargo, yo no soy una de esos autores. ¡Gracias!)

 

Los fanfics tienden a ser normalmente algo casi clandestino, que se propaga en ficheros o foros y que solo los más fans se atreven a leer (hay fanfics rematadamente malos). Los juegos de rol a los que se refiere Ward son otro cantar, ya que gracias a las redes sociales (Twitter, por ejemplo), el rol ha dejado de ser algo que sólo se veía en los foros, y ahora puedes seguir la cuenta de tu personaje favorito y ver como interactúa con otros de su mismo universo por Twitter (es bastante bueno el que hay sobre La historia de Kvothe o el de The Lizzie Bennet's Diaries).

 

Pero volvemos a lo mismo. ¿Es tomar prestado los personajes de otro autor lícito? Uno podría argumentar que si el escritor no continúa la histora, alguien tendrá que hacerlo por él. Pero ¿y si no quiere terminarla? ¿No tiene derecho a cortar la historia cuando quiera? Y, seamos francos, quizás mientras sea un divertimento inocente no tenga la mayor importancia (aunque corres el riesgo de pisarle el hilo argumental al autor si aún no ha terminado la saga), pero ¿que pasa con la señora James, por ejemplo, que se ha hecho de oro utilizando el argumento y los personajes de otra? 

 

Cuando el autor está ya algo muerto (de esto que sus libros se han convertido en un clásico y han expirado los derechos de autor) los fanfics pasan a ser homenajes y pueden empezar a surgir como setas, como pasó con Drácula (Yo, Drácula, escrita por el tataraneito de Bram Stoker), o Orgullo y Prejucio (con Muerte en Pemberley, de la prolífica autora P. D. James o ese épico Orgullo y Prejuicio y Zombies, seguido del aún más épico Sentido y Sensibilidad y Monsturos marinos), y como va a pasar próximamente con Sherlock Holmes.

 

Y los lectores de fanfics... Eso ya es cosa aparte, ¿no créeis? Los habrá puristas, que piensen que solo merece la pena leer lo que ha escrito el autor original y el resto son sacrilegios a la saga o libro de sus amores. Los habrá que solo lean el fanfic si el hilo argumental que lleva coincide con lo que ellos querrían para los personajes y los habrá los que lo lean todo, sin discriminar, aunque luego lo pasen mal ante los sacrilegios y las lineas argumentales absurdas.

 

Y vosotros, lectores, ¿que opináis de los fanfics?

 

Maravillas Palomino // @MaraPirate

 

 

 

 

 

Escribir comentario

Comentarios: 1
  • #1

    kika (jueves, 22 mayo 2014 00:53)

    Creo que los fanfics no son perjudiciales para nada (excepto los mal redactados, que dañan vista y mente). Son una nueva forma de expresión de la creatividad de los fans de las sagas y considero que tienen el derecho de escribir libremente sobre lo que quieran ya que el 99.99 % de ellos lo hacen por puro placer de escribir sobre una linea argumental deseada y que el autor quizá no siga.
    Creo que el caso de 50 sombras de Grey ha sido ese 0.01% que ha conseguido sacar beneficios basándose en un libro que no es suyo, estando viva la autora del original. Pero si la propia autora no se ha quejado, ¿Quienes somos nosotros para poner alguna pega?

Visualiza el número aquí

¡Descarga aquí nuestro noveno número!
¡Descarga aquí nuestro noveno número!