Machado y Yeats juntos en Zalacaín

Isabelle durante la presentación / Alberto Caride
Isabelle durante la presentación / Alberto Caride

Andalucía, Georgeville, Madrid, Londres, Soria, Sligo… Anoche los asistentes al bar murciano de Zalacaín no sabían muy bien en qué tierra estaban. Los versos de Antonio Machado y de William B. Yeats se dieron cita en “Los Lunes Literarios” gracias a la colaboración existente entre Isabelle G. Molina, al frente del Aula de Poesía de la Universidad, y Alberto Caride, coordinador de dicho ciclo que abre cada semana en el citado bar. Desde el estrado, completo por ocho voces, volaron poemas de estos dos grandes poetas que sin duda tienen un hueco en la apretada Historia de la Literatura.

 

75 años han pasado desde la muerte de los dos. El año 1939 fue lo que unió a estos dos nombres pero no hay que engañarse, no ha sido lo único. A través de intervenciones por parejas muy bien organizadas y en perfecta armonía, los textos que se escogieron para la pasada noche demuestran que las inquietudes de ambos eran similares, uniéndolos no solo la fecha, sino la nostalgia poética también.

 

Primero intervenía Machado, quien ponía el rumbo claro de la temática escogida, para dar paso a la voz de Yeats quien, a través de traducciones totalmente acertadas, dejaba su visión particular irlandesa sobre la veda caminada antes por el andaluz. De esta forma, se contrastó la visión bilingüe de isotopías como el camino, la tierra, el ocaso o la vida.

 

Si todo el acto estuvo admirablemente bien coordinado, no lo fue menos el cierre. No podía faltar la lectura de “Retrato” de Machado al que siguió “An Irish airman foresees his death” , primero con una traducción al español y luego con la lectura del original. Sin duda, un cierre bilingüe muy acertado.

 

 

Sonia Pérez Sánchez // @SoniaRIPEC

Escribir comentario

Comentarios: 0

Visualiza el número aquí

¡Descarga aquí nuestro noveno número!
¡Descarga aquí nuestro noveno número!