Diálogo abierto con lo que fue

La artista explicó a todos su obra
La artista explicó a todos su obra

Lo que han sido nuestros predecesores, sus vidas, obras, recuerdos y vivencias, quedan impresas de algún modo en lo que somos. Condicionan la vida de los que han de venir, sus gustos y sus emociones. Memoria Celular, una exposición de María Antonia Zamorano,  trabaja sobre materiales vivos, a los que no deja perecer, para imprimir en ellos el conocimiento vital de sus antepasados.  La muestra podrá ser visitada hasta el próximo  11 de mayo en la sala de arte La Algorfa, de la Hospedería San Sebastián, en Cieza.

 

(Sigue Leyendo)

María Antonia Zamorano se ha servido de la sala de exposiciones para crear una muestra que dialoga continuamente con el pasado. Tal vez un método de rescatar la memoria de padres y abuelos, sentarlos a la mesa, junto al plato de comida, y charlar sobre la propia vida.

 

Los materiales, pieles de frutas y animales, esparto y fibras textiles, que componen Memoria Celular dejan patente la necesidad de la creadora por establecer un lazo intangible con su pasado y, por ende, con su propio ser y su imaginario. Encuentra en el trenzado del esparto, en las formas llenas de las frutas oníricas y en las manchas de pintura que le evocan las palabras de lo cotidiano, una conversación abierta y no reglada con los que estuvieron aquí antes que ella.

 

Daniel J. Rodríguez // @DanielJRguez

Escribir comentario

Comentarios: 0

Visualiza el número aquí

¡Descarga aquí nuestro noveno número!
¡Descarga aquí nuestro noveno número!