La revolución de las guerreras

Megan, Maxwell, prensa
Megan Maxwell en el encuentro con la prensa // Carlos J. Rosique

Nunca la Biblioteca Salvador García Aguilar se había visto en semejante circunstancia. Nunca el sótano había estado tan lleno, nunca se había tenido que abrir tan temprano, nunca se había visto semejante escuadrón de fans deseosas de ver a uno de los "escritores en su tinta". Y la madrileña Megan Maxwell, con su simpatía, su cercanía y su legión de “guerreras Maxwell” lo ha conseguido, haciendo que este encuentro épico quede en la memoria de muchos molinenses.

 

 

Esta escritora de literatura romántica y chic-lit, que mueve a miles de fans (tantas, que hasta la policía ha acudido para prevenir conflictos), tiene 19 libros publicados a sus espaldas y otros tantos más por venir.

 

(Sigue Leyendo)

El shock comienza nada más llegar: una pequeña multitud (femenina) se aglomera a las puertas del edificio. Risas, presentaciones, ¿un puesto de libros?, saltitos, pasos vacilantes… En el centro de todo ello está Megan Maxwell, que parece una más entre todas sus fans, con la camiseta de las Guerreras Maxwell incluida. Más tarde descubrimos que han comido juntas y que después del encuentro se van de fiesta a uno de los mejores salones de celebraciones de Molina de Segura.

 

El encuentro empieza con "Blanco y Negro" de Malú sonando por todo lo alto, la canción característica de uno de sus más recientes libros. El revuelo es máximo cuando Megan (porque para todas ellas es Megan) aparece. Y, en el discurso de presentación (que por una vez no es dado por Lola Gracia, sino por Carmen, la líder de las Guerreras en Murcia), a cada pausa se oyen aplausos, vítores y gritos de asentimiento. El ambiente festivo y vibrante es contagioso; sólo parece calmarse cuando Maxwell toma la palabra. Entonces, las caras se vuelen embelesadas, la atención se centra y las sonrisas de estar viviendo casi el sueño de una vida se hacen constantes. Megan Maxwell hace una breve presentación de su nuevo libro, Adivina quién soy, y enseguida deja espacio para las preguntas de sus fans. Como ella misma dice, son el 50% de su éxito y se merecen aclarar todas sus dudas.

 

En otras ocasiones (qué malo es comparar), se ha tenido que insistir para que se alzaran voces preguntonas. En esta, la comunidad de Guerreras no deja espacio en blanco entre pregunta y respuesta. Y todas las preguntas (menos la referente al nuevo libro, que casi provoca la muerte por mirada fulminante de la lectora intrépida que ya lo había terminado) son acogidas con risas, complicidad y buen rollo.

 

Y, con buena previsión, termina rápido el turno de preguntas, dejando algunas en el tintero. Porque la cola que se forma para conseguir una dedicatoria de esta cálida autora es monumental, pero se hace con gusto. No siempre tienes a tu escritora favorita a tu disposición.

 

Café de Letras pudo hablar con Megan Maxwell sobre su nuevo libro antes del encuentro:

 

-¿Qué se puede esperar de tu nueva novela?

Mis lectoras se lo van a pasar muy bien, se van a enamorar. Se van a encontrar con una historia muy bonita, tanto a nivel de personajes como a nivel de erotismo. Yo hablo de una chica normal y corriente que trabaja en una guardería pero por la crisis la despiden y trabaja de cantante de un hotel, hasta que una amiga la convence para trabajar en un crucero, donde conocerá a alguien muy especial…

 

-¿Qué le dirías a la gente que aún no conoce a Megan Maxwell para que se animara a cogerla de la estantería?

Que se lance a probar. Porque puede no gustarle (gustar a todo el mundo es imposible), pero también puede sorprenderse. Mucha gente me lo ha dicho, gente que no es el público que se espera de una novela romántica: le encantan mis libros. Solo es cuestión de animarse y probar.

 

-Para tus fans más fieles, ¿qué la distingue de tus novelas anteriores?

El contexto. Es una chica muy real, con problemas muy reales, que viaja por todo el mundo en un crucero. Eso es lo que cambia. El resto (la historia de amor) no puede cambiar sustancialmente, siempre está ahí.

 

 

Eso sí, desde Café de Letras queremos enviar nuestro apoyo a todos esos hombres valientes desesperados que se atrevieron a acompañar a sus mujeres/novias/hermana/madres a este encuentro. 

 

Texto de Maravillas Palomino Dólera / @MaraPirate

Fotos de Carlos J. Rosique / @XarlyRosique

Escribir comentario

Comentarios: 1
  • #1

    Megan Maxwell (lunes, 31 marzo 2014 17:12)

    Muchísimas gracias por esta bonita entrada y estupendo reportaje.
    Mil besotes

Visualiza el número aquí

¡Descarga aquí nuestro noveno número!
¡Descarga aquí nuestro noveno número!