Curtains: el musical dentro del musical

Cartel, Curtains, arriba, telón
Cartel promocional del musical

Como cada año, los estudiantes de musical de la Escuela de Arte Dramático de Murcia han representado una obra musical, y en esta ocasión le ha tocado a Curtains, una pieza humorística y de misterio de la que se ha podido disfrutar toda esta semana.

 

Curtains recuerda, desde el principio, a Smash. Con esa concepción de mostrarnos el mundo del espectáculo, con esa lucha para llegar a Broadway, con esa pareja de escritores y con esas pequeñas rivalidades y ganas de triunfar. Desde el principio, la magia del teatro dentro del teatro (atravesada la confusión inicial) atrapa. Y atrapa con el misterio de un asesinato que ocurre en los primeros minutos de la obra, un misterio que dominará toda la obra. 

 

(Sigue leyendo)

 

 

Curtains, arriba, telón
Uno de los momentos del musical / Carlos J. Rosique

Tres asesinatos, dos romances y una relación maternofilial algo extraña son los ingredientes que hacen que Curtains sea una obra interesante pero con muchos altibajos en cuanto a dinamismo, combinando momentos de puro genio con momentos de pesadez, y se ha dejado notar por el público. No obstante, una vez pasado el primer acto y tras el descanso, la acción de la obra se ha acelerado, y el espectador ha podido disfrutar plenamente del desenlace. Especial mención debemos hacer a la escena con la que se abre el segundo acto, un pequeño ejemplo de genialidad aderezada con humor que ha sido de lo mejor de la obra. 

 

Las coreografías han sido las grandes protagonistas en un montaje en el que la voz ha pasado a segundo plano a causa de la ausencia de grandes cantantes, en especial en la sección femenina del reparto, donde ninguna voz destacaba especialmente. Los chicos en escena, sin embargo, sí que tenían buenos protagonistas, aunque se ha dejado entrever que se han desaprovechado algunas voces con mucho potencial. 

 

Pese al final cogido con pinzas que nos propone la obra, Curtains resulta un divertido entretenimiento, lleno de chistes, risas y hasta un homenaje al "Wrecking Ball" de Miley Cyrus con el que consigue meterese al público en el bolsillo. La simpatía, el desenfado y la buena voluntad son protagonistas de este musical que sí, si os lo estáis preguntando, ha tenido momentos tensos, momentos de misterio, pero que rápidamente han sido sofocados con un chiste, un gag o un cambio de tema. Y cambios de tema ha habido muchos muchas veces: del musical Robin Hood de Oeste, que representa la compañía protagonista, a los asesinatos; de los asesinatos, a Robin Hood de los bosques. 

 

Sin embargo, Curtains ha sufrido en sus carnes aquello de que "las comparaciones no son buenas". OrintownLocus Romanus dejaron el año pasado el listón demasiado alto, y Curtains no ha podido estar a su nivel. Pese a todo, no ha defraudado y ha dejado a todo el público en pie. Esperamos poder seguir oyendo hablar de estos chicos próximamente.

 

 

Maravillas Palomino Dólera / @MaraPirate

Carlos J. Rosique / @XarlyRosique

Escribir comentario

Comentarios: 0

Visualiza el número aquí

¡Descarga aquí nuestro noveno número!
¡Descarga aquí nuestro noveno número!