R de Radio

Marie Curie

¿Quién no ha oído hablar de Marie Curie y de como su invento revolucionó la ciencia moderna? Se estudia (por supuesto) en secundaria y, como medio para que llegue a formar parte del saber general de todo cultureta que se precie, es pregunta imprescindible de trivial: ¿quíen inventó el radio? Además, se sabe que Madame Curie tuvo la desgracia de morir a consecuencia de su gran descubrimiento y aportación a la humanidad. ¿Verdad que a todos os suena esta historia?

 

Sin embargo (y disculpad mi ignorancia), siempre me ha quedado la duda de qué es el radio. Porque eso nadie te lo explica. Sabemos que se usa para las radiografías (obviamente) y para la radioterapia (obviamente también). Y hoy me he propuesto averiguarlo. De modo que... ¿Qué descubrió Marie Curie?

 

(Sigue leyendo)

La señora Curie, segunda mujer en conseguir un doctorado en Polonia y ganadora de dos premios Nobel en diferentes categorías (Química y Física), descubrió dos elementos químicos: el polonio (llamado así para hacer denuncia de la pérdida de la independencia de Polonia) y el radio, por su alto índice de radioactividad (Marie Curie, como muchos otros, hizo gala de una gran originalidad a la hora de poner nombres). Y con esto misterio resuelto, ¿no? De hecho, el descubrimiento del radio es un paso natural de los estudios de esta científica, que se dedicó a estudiar la radioactividad, aislarla y determinar su comportamiento. Poco a poco, sin embargo, su cuerpo y el de su marido no soportarían la radiación a la que se vieron sometidos, de modo que caerían víctimas de sus propios estudios.

 

Madame Curie y su marido ofrecieron sus descubrimientos altruistamente a la comunidad científica, sin registrar ninguna patente ni enriquecerse con ellas. Una actitud muy aplaudida por todos y que les ocasionaría (aparte de la propia ocasionada por los descubrimientos) una gran fama.

 

No soy científica. No me atrevo a meterme más en cuestiones de descubrimientos. Y tampoco quiero hacer de esto una entrada de la Wikipedia sobre la biografía de Madame Curie. De modo que, dado que desde la desaparición del Anaquel recomendamos pocos libros, aquí os traigo uno.

 

Se trata de La ridícula idea de no volver a verte, de Rosa Montero. Este libro toma como hilo conductor la vida de Marie Curie, y sobre él la autora hace una reflexión y un recorrido sobre nuestra propia época. Incluye además los diarios que la científica escribió tras la muerte de su marido, como colofón a a la obra. Es de esos libros que no te arrepientes de leer, que avanza con rapidez y que gusta.

 

Otro día (otra vuelta) hablaremos de la radio. De como nació, de como sigue o de como se mantuvo. De los programas de radio que triunfaron, que mantenían en vilo a amas de casa atareadas al lado del teléfono y de una época que aunque no la tildaremos de mejor que esta, fue sin duda alguna muy diferente. Pero de momento, hoy, nos quedaremos con Marie Curie, su radio y el regalo de Rosa Montero. La semana que viene, más. Hasta entonces, lectores.

 

Maravillas Palomino // @MaraPirate

Escribir comentario

Comentarios: 0

Visualiza el número aquí

¡Descarga aquí nuestro noveno número!
¡Descarga aquí nuestro noveno número!