Simón Hernández: “Tengo mis carencias como toda persona”

Así, con esas palabras, se autodefine el escritor Simón Hernández Aguado, un almeriense afincado en Cartagena que presenta, en la tarde del martes 28, su segundo poemario, “Si los coches hablaran,” en la ciudad que lo acogió con los brazos abiertos.

 

Simón está graduado en Administración y Dirección de Empresas así que es consciente de que hoy en día, en pleno s.XXI, una parte muy importante la constituye lo “empresarial” de la poesía. De esta forma, desde que se fijó la fecha de su presentación, el joven escritor ha realizado un seguimiento adecuado por las redes sociales para lograr llenar el local. Y lo ha conseguido.

 

Tras la realización de vídeos promocionando el libro, en pijama y bombín, la gente pedía que la presentación se realizara de esa guisa, olvidando los protocolos durante una noche.  

Sin extrañar a nadie, Simón acudió a la cita “como las personas normales” pero entre bromas todos exigían un pijama y una bata. Y él no se hizo de rogar.

 

(Seguir leyendo)

Arropado por aplausos y silbidos poco a poco el escritor se fue despojando de la ropa que cubre su verdadero atuendo nocturno y, calzado con una zapatillas de estar por casa, comienza, en ese momento, una presentación del libro totalmente diferente de las que hasta ahora hemos visto.

 

Dos presentadores, Antonio Parra Sanz y Francisco Marín Pérez vestidos con ropa de calle y bromeando por el atuendo del poeta, fueron realizando preguntas a un Simón totalmente sobrecogido por el calor del público. Entre palabras y palabras se sucedió la lectura de poemas escogidos de “Si los coches hablaran” lo que hizo que el acto se convirtiera en algo dinámico y entretenido.

 

La poesía lo es todo para el escritor. Aunque ha leído mucho, y ha leído las florituras clásicas, él apuesta por una poesía joven y llana que se acerque a todos los lectores por igual. Ese es el motivo de que los allí congregados exhibieran un abanico de edad  que partía de los 11 años de edad. Simón cree que el poeta actual tiene que crear poesía “manchada de barro” pues las manchas son indiferentes para la creación. El verso, para él, se encuentra en la calle y esa calle es la que debe mostrar, acercando la creación literaria a los más jóvenes, y a lo mejor jóvenes atrayéndoles por lo novedoso de la escritura.

 

Con solo 22 años de edad, tiene ya dos creaciones literarias propias (“No hay nadie en el espejo” es su anterior poemario) y no rechaza la idea de sacar algunas más. Él publica cuando su alma se lo pide y tiene claro que “si la gente no lee más poesía es porque se la han presentado muy mal”.

 

Ahora, con “Si los coches hablaran”, encontramos a un Simón que habla de lo cotidiano, de lo cercano y de la ciudad. El amor o el odio son los dos ejes presentes en este título, libro que recoge las experiencias que podría haber vivido cualquier cuatro ruedas.

 

 

 

Sonia Pérez Sánchez // @SoniaRIPEC

Escribir comentario

Comentarios: 0

Visualiza el número aquí

¡Descarga aquí nuestro noveno número!
¡Descarga aquí nuestro noveno número!