O de Orinoco

Julio Verne

No, no os habéis vuelto locos. Y tampoco ha habido un agujero temporal, ni un descalibramiento de los polos terrestres, ni ningún científico ha estado jugando con la metafísica en la película mala de la 3. Hoy es jueves, y os debo a todos una disculpa por este retraso intempestivo del Abecedario debido al peor mal de los estudiantes, eso a lo que llaman periodo de exámenes. Pero ya todo ha acabado y volvemos a la normalidad. Y lo hacemos cogiendo un río africano como excusa para recomendar un par de libros (o tres, o cuatro...) de uno de los grandes de la literatura: Julio Verne.

 

(Sigue leyendo)

No creo que nadie de entre los que leáis esto desconozca la figura de Julio Verne, aunque sea por nimios conocimientos adquiridos a base de pinceladas. Sus novelas, entre la ciencia ficción y el género aventurero, son verdaderas delicias, aunque más de uno se puede sentir abrumado por tan largas descripciones de situaciones comerciales, mineralización del suelo o condición política de las colonias. Pero no hay ninguno de sus libros que no merezca la pena. 

 

Hoy os traigo una selección de libros que se encuentran entre mis favoritos y que no son los típicos libros que todos conocemos de Julio Verne. Porque a Philleas Fogg le queremos todos, pero hay verdaderas joyas ocultas en la bibliografía de este visionario francés. 

El testamento de un excéntrico

El testamento de un excéntrico

 

Este librito inocente y con un título tan... ¿cómo definirlo? mortal, es una gran oda al juego de la oca. Sí, habéis leído bien. Todo empieza cuando William Hypperbone, miembro del Club de los Excéntricos y millonario, muere sin haber hecho ninguna excentricidad, de modo que en su testamento dispone que para heredar su fortuna, seis habitantes (junto a un acompañante) de su ciudad natal, Chicago, deberán jugar al juego de la oca por toda la geografía de los Estados Unidos y, el primero que llegue a la última casilla, ganará la fortuna. Las accidentadas anécdotas y las personalidades de los elegidos son lo mejor de este libro, además del repaso supremo que te da sobre la historia de los distintos estados de USA. 

La Estrella del Sur

La estrella del sur

 

Acabo de descubrir que este libro tiene adaptación cinematográfica, así que ya tengo plan para este finde. Esta historia es genial, os va a encantar. En las explotaciones mineras de Sudáfrica, un ingeniero francés se enamora de la hija del propietario de la mina de diamantes. Para hacerse merecedor de su mano, compra un trocito de mina y empieza a explotarlo, con el objetivo de conseguir el suficiente dinero. Sin embargo, no descubre ningún diamante, y ante su frustración la chica lo convence para que trate de crear un diamante en su laboratorio. El chico así lo hace, culminando el experimento con un bello diamante negro llamado la Estrella del Sur. Su pérdida, y la declaración del padre de la chica (a quien, en un acto de buena voluntad e intento de seducción el ingeniero le había regalado el diamante) de que quien lo encuentre tendrá la mano de su hija , se inicia toda una aventura por la sabana africana. 

 

Un libro de aventuras puro y duro y de los pocos de Julio Verne que realmente giran en torno a la relación amorosa. Solo por eso, hay que leerlo

Escuela de robinsones

Escuela de Robinsones

 

Godfrey, un joven americano feliz con su prometida y futuro heredero de una gran fortuna gracias a su rico tío, decide anular su pronta boda para partir en busca de aventuras. Junto a su profesor de baile y fiel acompañante, decide zarpar, pero una brusca tormenta le hará naufragar. Ambos se descubren en una isla desierta en la que tendrán que aprender a sobrevivir y enfrentarse a múltiples peligros... ¿o no?

 

Este libro es genial precisamente porque es un ¿No querías aventura? ¡Pues toma aventura! A pasar hambre se ha dicho. Ni que decir tiene que a los dos días de estar en la isla al chico se le pasa el espíritu aventurero y empieza a suspirar por su casa y su novia.

 

Los quinientos billones de la begún

Los quinientos billones de la Begún

 

Una rica begún hindú muere sin herederos directos, por lo que su fortuna va a parar a sus herederos "legítimos" y remotos, el francés Sarrasin y el alemán Schultze, cuya relación entre ellos y la hindú es muy complicada de explicar. El primero, médico, emplea su dinero para crear Francia-Villa en los Estados Unidos, una utopía de ciudad ideal en la que todos se preocupan por todos y el bienestar y la salud son lo primero. El segundo, químico, crea Stahlsdadt, una ciudad de acero donde se crean armas para alimentar la guerra. La rivalidad entre ambas ciudades, una enfrente de la otra (no había Estados Unidos para comprar terrenos) crea una serie de conflictos debido a las contrarias naturalezas de su existencia.

 

Nótese la fina ironía/paradoja/casualidad-de-la-vida que, a 30 años de la I Guerra Mundial (el libro fue publicado en 1879), ya eran los alemanes los malos y beligerantes. 

 

Por cierto, El soberbio Orinoco es otro libro  no tan conocido de Julio Verne, para el que se esté preguntando el por qué del título de la entrada. Lamentablemente, no he tenido la oportunidad de leerlo y por eso no lo reseño aquí. 

Maravillas Palomino // @MaraPirate

Escribir comentario

Comentarios: 0

Visualiza el número aquí

¡Descarga aquí nuestro noveno número!
¡Descarga aquí nuestro noveno número!