Porque no es el final, sino el inicio

Desde hace un tiempo venimos anunciando cambios; pequeñas modificaciones que constituirán un punto de inflexión en Café de Letras.

 

El Anaquel será otro de esos cambios, de esos pequeños gestos que iniciarán otro nuevo comienzo. Esta semana será la última que tendréis esta sección tal y como la conocéis hasta ahora, a partir de este momento sí que realizaremos recomendaciones de lecturas pero las podréis encontrar en nuestra página de Facebook.

 

Pero claro... No podemos retirar la sección así sin más, ¿verdad? Sino que debemos dejar marchar esta parte de nosotros con un gran final. ¿Y qué mejor que recomendar una última lectura?

 

(Seguir leyendo)

Y recomendamos, cómo no, la lectura de nuestra revista, esa cosa en la que trabajamos tanto para poder haceros llegar unas muestras de arte humano para el deleite de todos. La pregunta no es por qué estas publicaciones son importantes y por qué debemos leerlas todos, sino que la pregunta debería ser: "¿por qué no?"

 

Somos lo que somos por todo lo que bebemos de nuestra sociedad, es por ello que la lectura constituye una parte importante de nuestra personalidad y de nuestra forma de ver el mundo. ¿No debe ser Café de Letras también parte de ese "yo"? Claro que sí.

 

Aquí os volvemos a traer el enlace. Entrad, descargadla y dejad que forme parte de vosotros como ya es parte de todo el equipo que la edita.

 

 

El Café está servido, ¿os lo tomáis con nosotros?

 

 

También puedes descargarlo aquí
 
Sonia Pérez Sánchez / @SoniaRIPEC

Escribir comentario

Comentarios: 0

Visualiza el número aquí

¡Descarga aquí nuestro noveno número!
¡Descarga aquí nuestro noveno número!