E de Encender (las hogueras)

 

¿No suena maravillosa la poesía en su idioma original? La entrada de hoy se la vamos a dedicar a un hombre (no, no el hombre que nos recitaba arriba, a V lo dejaremos para otra ocasión) al que el populacho se refiere como "el último en entrar al Parlamento con intenciones honestas". 

 

Hoy hablamos de Guy Fawkes.

 

(Sigue leyendo)

Remember, remember!

The fifth of November,

The Gunpowder treason and plot;

I know of no reason

Why the Gunpowder treason

Should ever been forgot!

Guy Fawkes and his companions

Did the scheme contrive

To blow the King and Parliament

All up alive. 

 

(Recuerden, recuerden,

el cinco de noviembre, 

la traición y el complot de la Pólvora;

no conozco ninguna razón

por la que el complot de la Polvora

¡jamás deba ser olvidado!

Guy Fawkes y sus camaradas

urdieron y se las ingeniaron

para volar el Rey y el Parlamento

aún con vida.)

 

Nuestros lectores más jóvenes recordarán a Guy Fawkes de alguna clase perdida de inglés, de esas de conversación o de cultura, en las que llegado noviembre (y sin poder apelar aún a la Navidad, pero pasado ya Halloween) se recurría a esta pequeña anécdota histórica que ha dejado como legado una noche llena de hogueras por toda la extensión de Inglaterra. En efecto, ayer se celebró en el país anglosajón la Bonfire Night, que es como nuestro San Juan, pero con un motivo histórico y un muñequito dentro de la hoguera. Porque no fue suficiente con quemarlo una vez: Guy Fawkes es incinerado cada 5 de noviembre, sin excepción. 

 

Pero contemos un poco la historia, para aquellos que no la recuerden o directamente se hayan quedado con el video del principio y estén rememorando V de Vendetta de principio a fin. En Inglaterra gobernaba felizmente (más o menos) Jacobo I, de la dinastía de los Estuardo y protestante. La facción católica del país no estaba muy contenta con la situación, de modo que planearon una conspiración para asesinar al rey y llevar a cabo una revolución para volver a instaurar una monarquía católica.

 

Threescore barrels, laid below,

To prove old England's overthrow.

But, by Gods providence, him they catch,

With a dark lantern, lighting a match!

A stick and a stake

For King James's sake!

 

(Sesenta barriles, tumbados allí abajo,

para probar el derrocamiento de la vieja Inglaterra.

Pero, por la providencia de Dios, a él cogieron,

con una oscura linterna, ¡encendiendo una cerilla!

Un palo y una estaca

¡en el nombre del Rey James!)

 

Para ello, alquilaron (¡atentos!) una cripta debajo de la cámara de los lores (así, seguridad ante todo) y la llenaron de dinamita. Aquí es donde entra nuestro protagonista, Fawkes, que contaba con experiencia militar y con explosivos. Sin embargo, alguien dio el chivatazo y el 5 de noviembre de 1605 fue capturado con las manos en la masa. A  Guy Fawkes lo torturaron para averiguar quienes eran sus complices, pero solo dio nombres conocidos o de personas muertas. Al final, murió ejecutado en la horca.

 

De modo que, hasta 1859, el 5 de noviembre fue obligatorio celebrar que la vida del rey se había salvado. Para entonces, ya era una tradición que nadie se quería perder, y así perdura hasta nuestros días. Los niños compran fuegos artificiales y queman un muñequito (a Guy) en la hoguera (para el que se lo esté preguntando, sí, este es el origen de por qué tío se dice guy en inglés), cantando canciones como la que nos viene acompañando toda la entrada.

 

If you wont give me one,

I'll take two,

The better for me

And the worse for you.

A rope, a rope, to hang the Pope,

A penn'orth of cheese to choke him,

A pint of beer to wash it down,

And a jolly good fire to burn him.

Holloa, boys! Holloa, boys! Make the bells ring!

Holloa, boys! Holloa boys! God save the King!

Hip, hip, hooooor-r-r-ay!

 

(Si tú no me das uno,

Cogeré dos.

Lo mejor para mí

y lo peor para ti

Una cuerda, una cuerda, para colgar al Papa.

Un queso de un penique para atragantarle,

una pinta de cerveza para rebajarlo,

y un buen y alegre fuego para quemarlo.

¡Vamos chicos, vamos chicos! ¡Haced sonar las campanas!

¡Vamos chicos, vamos chicos! ¡Dios salve al rey!

¡Hip, hip, hurra!)

 

Maravillas Palomino // @MaraPirate

 

(La traducción del poema en inglés es propia, por si hay errores y esas cosas)

Escribir comentario

Comentarios: 0

Visualiza el número aquí

¡Descarga aquí nuestro noveno número!
¡Descarga aquí nuestro noveno número!