El Eternauta, de Héctor Germán Oesterheld y Francisco Solano López

Hoy volvemos al cómic con una de las obras más importantes de Argentina, una novela gráfica a la que se le notan los años, pero cuyo mensaje y ganas de divertir permanecen inalterables. Es algo digno de leer ante un buen café.

 

(Sigue Leyendo, te encantará)

Un guionista de cómics recibe la extraña visita de un, aún más extraño, personaje, El Eternauta. No conoce el por qué de su materialización en su casa, pero accede a escuchar su historia, el relato de Juan Salvo, de cómo empezó a nevar en Buenos Aires (algo rarísimo, solo ha nevado dos veces en el Siglo XX) y de cómo esa nevada era solo el principio de una invasión extraterrestre.

 

Este es el comienzo de uno de los cómics argentinos más interesantes de todos los tiempos. Un libro que tiene más de 50 años y que ha sido adaptado a diversos medios en el país, desde radio a televisión; que ha tenido segundas y terceras partes y que posee, como buena novela gráfica, mucha crítica entre sus páginas. No por ello, fue desarrollada durante un periodo muy convulso en Argentina, con golpes de estado y con una gran agitación en las calles.

 

Fue publicada en la revista Hora Cero Semanal entre 1957 y 1959.  En la década siguiente, su autor rehízo la novela dándole aún más carga política y, además, publicó su segunda parte. Pero sus ideas políticas le llevaron a formar parte activa en la agrupación guerrillera Montoneros, donde llegó a ser jefe de prensa, aunque le obligó a entrar en clandestinidad; fue secuestrado y desaparecido el 27 de abril de 1977.

 

¡Disfrutad de una obra que, si bien, no es conocida en España, tiene una gran fuerza al otro lado del Atlántico!  

 

 

Carlos J. Rosique/@XarlyRosique

Escribir comentario

Comentarios: 0

Visualiza el número aquí

¡Descarga aquí nuestro noveno número!
¡Descarga aquí nuestro noveno número!