El Imaginario de Bruce

Volvemos tras nuestro parón post-revista (¿a que estuvo bien este número 5?). Y por eso, como todo buen intento de volver a empezar, os presentamos una película y un disco irrepetibles, tanto por los actores que la caracterizaron como por quien es el artífice de nuestro disco. ¡Empezamos!

 

(Sigue Leyendo)

La película es El imaginario de doctor Parnassus, de Terry Gilliam

Tanto la historia que rodea al trabajo, como el film en sí mismo necesitaban un espacio en nuestro Pack. La película inacabada de Heath Ledger se ha convertido, tan solo 4 años después de su estreno, en un imprescindible de las videotecas.

 

El Imaginario plantea una historia irreverente: Un actor de teatro bastante acostumbrado a hacer pactos con el diablo (quien le regala incluso la inmortalidad), debe ahora pagar a este con la vida de su hija. Por medio aparece el bueno de Ledger, que se verá metido de lleno en esta historia alocada y fantásticamente narrada por Gilliam.

 

Del film cabe destacar una exquisita belleza onírica en la fotografía. Hecho que viene a justificar muy bien el cambio de actores que encarnan a Tony, que a la vez es otro de los elementos que prestan una mayor enjundia a la cinta. Y es que, tras la muerte de Ledger, su papel, ya una vez que el personaje ha traspasado a la zona de los sueños y las pesadillas, es llevado a cabo por tres actores. A saber: Jhonny Deep, Jude Law y Colin Farrel.

 

Cuatro actores representando el mismo papel en una misma cinta podría parecer un exceso, un borrón que enturbiara el proyecto, pero no es así: la elección de los momentos de cambio entre uno y otro hacen que sea completamente entendible y que, incluso, ayuden a la mejor comprensión de la cinta. Cualquiera podría pensar que era una condición pensada a priori, y no una respuesta casi obligada a la necesidad de sustituir a Ledger tras su muerte.

 

 

En fin, una cinta que no os dejará indiferentes, ¿Os atrevéis a cruzar el espejo?

 

 

Y el disco es… Wrecking Ball, de Bruce Springsteen

 

Sé que Café de Letras es un medio apolítico. Sé que muchos de vosotros, queridos lectores, seguís esta sección con regularidad, no por el tipo de canciones que proponemos, sino por su valor musical, dejando de lado muchas veces su mensaje. Pero no podía no entrar en este apartado musical una de las voces más carismáticas de América, la voz de la calle. Un cantante crítico con su país y con el mundo, con la guerra y con la miseria que ella conlleva, no solo al país donde se lucha, sino a los propios “vencedores” (véase su gran himno “Born in the USA”). Damas y caballeros, con ustedes, ¡Bruce Springsteen con su E-Street Band!

 

Aparte del motivo arriba descrito del por qué hablar de “The Boss”, está el de querer homenajearlo por cumplir el lunes 64 añazos y, por supuesto, seguir grabando álbumes como este que os voy a presentar y, además, ir de gira todavía. Tiene mucho mérito.

 

“The Boss” refleja en este disco toda su crítica social hacia el estado actual de las cosas. Se fija en como la crisis ha afectado a su país y al resto del mundo, como aún luchando por salir de la miseria, cientos y cientos de personas lo pierden todo cada día. Toda esta crítica la canaliza a través de lo que mejor sabe hacer, tocar rock, gritar a los cuatro vientos cuan injusta es la sociedad actual.

 

Por ello quiere ser esa “Wrecking Ball” del título, esa bola de demolición que ayude a paliar esta catástrofe. Para ello se fija en todo, incluido el movimiento Occupy Wall Street y el 15-M español al que le dedica una de sus canciones, “Jack of All Trades”.

 

 

Un disco imprescindible de uno de los mejores compositores de la música actual. ¡Qué lo disfrutéis!

 

 

Daniel J. Rodriguez/@DanielJRguez

Carlos J. Rosique/@XarlyRosique

Escribir comentario

Comentarios: 0

Visualiza el número aquí

¡Descarga aquí nuestro noveno número!
¡Descarga aquí nuestro noveno número!