Drácula, de Bram Stoker

En breve comenzará una nueva estación. Estación que está plagada de lluvias, nubes, ambiente lánguido... ¿por qué no vamos abriendo boca a esta nueva situación metereológica con un libro que puede ambientarnos mucho?

 

A finales de sigo XIX se publicó un libro que reúne estas características: Drácula, del gran escritor Bram Stocker.

 

Esta novela hizo que este singular vampiro se convierta en la figura por antonomasia de este género. Demos comienzo a este mes de septiembre con esta obra de gran calado social.

 

(Seguir leyendo)

La novela, en forma epistolar y publicada en 1897, presenta las características de una novela victoriana al ser escrita en esa época. Por lo tanto, encontraremos ambientes, personajes y situaciones de ese período histórico.

 

El joven Jonathan Harker debe viajar al castillo del conde Drácula para cerrar unas ventas con él. Este será el motivo que toma el autor para desarrollar toda la novela.

 

Una vez allí, el joven se va dando cuenta de que algo raro pasa con el conde y va descubriendo la realidad de la situación de ese castillo. Esta aparente trama se va complicando con la aparición en escena de otros personajes que serán relevantes para la historia (como la prometida del joven), así como los viajes a otros escenarios como Londres.

 

Como siempre, no quiero desvelar mucho más de la historia para que vosotros mismos, queridos lectores, descubráis esta gran obra y nos dejéis vuestra opinión.

 

Espero que disfrutéis con ella.

 

 

Sonia Pérez Sánchez / @SoniaRIPEC

 

Escribir comentario

Comentarios: 0

Visualiza el número aquí

¡Descarga aquí nuestro noveno número!
¡Descarga aquí nuestro noveno número!