Vendetta Desnuda

Una buena película y un buen disco. Esos son los últimos ingredientes necesarios para unos días de lluvia como los que estamos viviendo. No necesitamos más para ser felices. Así que, os proponemos una cosa: vosotros ponéis el sofá y la manta y nosotros, los chicos de Café de Letras, os ponemos la película y el disco. Aparte del  café, que ya lo tenéis servido, claro.

 

(Sigue Leyendo) 

La película es…V de Vendetta, de James McTeigue

 

V de Vendetta es una película odiada por el autor de su comic; amada por los hermanos Wachowski, sus productores; querida por su dibujante y adorada por sus fans. Tanto que la máscara que utiliza el protagonista (la máscara de Gay Fawkes, una popular fiesta británica) es la seña de identidad del grupo hacker Anonymous y que podemos verla en todas las manifestaciones alrededor del globo. Pero ¿qué tiene de especial?

 

El sueño que trasmite. Eso es lo que la hace especial. Nos presenta una Inglaterra totalitaria, controlada por un gobierno que no tiene reparos en entrar en la vida de las personas, en controlar o acabar con su destino. Una distopía como otras, con mucha cercanía a las obras “1984” o “Un mundo feliz”, en las que la población no es libre. Pero, al contrario que en las obras de Orwell o Huxley, donde el protagonismo cae sobre un hombre normal y corriente, en el comic de Alan Moore y David Lloyd hay un “héroe” que se hace llamar V (Hugo Weaving). Una persona que no duda en atacar directamente al gobierno para conseguir la libertad de las gentes de Inglaterra, además de ayudar a una pobre muchacha llamada Evey (Natalie Portman) a pensar como una mujer libre. Una historia de libertad y de redención clásica, un poco arquetípica de más, que gusta. Y gusta mucho. Por eso mismo, me pregunté por qué a su autor, a Alan Moore, no le gustó (vamos que pidió que no saliera en los créditos de la película).

 

 

Lo que le falta a la película, y en eso estoy de acuerdo con el señor Moore, es todo el toque político-anárquico de la película. Me explico. V, en el comic, es un anarquista que quiere acabar con el orden establecido, no le interesa lo que pase después con Inglaterra, solo quiere atacar a las instituciones. ¿El por qué? Ya lo descubriréis. La pega del autor es esa. No se trata a la anarquía como algo bueno y necesario, mensaje que trasmite el comic e idea que se quería trasmitir.

 

Aún con esta pega (repito, del creador del comic) recomiendo esta película. No deja indiferente a nadie, y da lugar a grandes debates en unos días como estos.

 

 

 Y el disco es...Desnudo en el Joy, de Burning

 

Aunque empezaron interpretando temas en inglés, son los decanos del rock nacional. Burning han sido, son, la bandera ondeante que demostró que sí se puede, que el rock en castellano era una realidad patente, una realidad que ha continuado hasta hoy con grandes grupos como Loquillo y Trogloditas, Platero y Tú, Marea, Extremoduro… En resumen, una extensa lista que demuestra que no hay que ser Mike Jagger para vivir, para sentir, para ser el rock.

 

 

Burning vio la luz en torno a 1975 con un disco-single en inglés titulado I’m Burning. No sería hasta 1978 cuando publicaron su primer trabajo en castellano, Madrid, que ya incluyó canciones históricas como Jim Dinamita, Madrid, Lujuria o  Miéntelas, interpretadas por el gran Toño, su primer vocalista.

 

 

Toño Martín fue el primero de los hasta ahora 3 vocalistas que ha tenido el grupo. Cuando Martín falleció, el guitarrista Pepe Risi asumió la voz. A la muerte de este fue Johnny Cifuentes, teclista, quien se encargó, desde entonces,  de interpretar los grandes himnos que este grupo ha dado a la música nacional

 

En 2008 el grupo publica Desnudo en el Joy, un cd en directo en el que la banda se luce interpretando aquellos temas que pasarán a la historia del rock and roll en castellano.

 

 

 

 

 

Carlos J. Rosique/@XarlyRosique

Daniel J. Rodríguez/@DanielJRguez

Escribir comentario

Comentarios: 0

Visualiza el número aquí

¡Descarga aquí nuestro noveno número!
¡Descarga aquí nuestro noveno número!