Némesis, de Isaac Asimov

En estos tiempos en los que tanto nos acordamos de las distopías clásicas (a saber: 1984, Farenheit 451 y Un mundo feliz), no podemos olvidar otros libros que si bien no se han ganado un puesto en el podio de las distopías no se queda atrás en cuanto temática. Por ejemplo el que nos ocupa hoy, escrito por el gran genio y maestro de la ciencia ficción: Isaac Asimov.

 

(Sigue leyendo)

Este libro comienza con una realidad de sobra conocida y resabida gracias a todas las películas de ciencia ficción: la Tierra está superpoblada y demasiado contaminada como para habitar en ella, así que se buscan otros lugares en los que vivir. El elegido es Ethyro, una luna semihabitable localizada en la  órbita de Némesis. Sin embargo, cuando los científicos intentan descender a la superficie de Ethyro, son incapaces de mantener la cordura. Sólo Marlene, la fantasiosa hija de la jefa de misión, es capaz de estar en la Luna sin volverse loca. Allí descubrirá la razón de la locura de sus compañeros de misión, e intentará hacer lo posible por salvar Ethyro.

 

Por supuesto que Némesis no se queda ahí. El sistema solar está amenazado porque Némesis puede pasar demasiado cerca de su órbita, el padre de Marlene (que se quedó en la Tierra mientras su mujer y su hija partían hacia Némesis) se porta un poco mal y tiene una aventura con la mujer que investiga la posibilidad de los viajes superlumínicos que permitirán el reencuentro de la familia. Un poco de todo en esta novela fascinante, como todo lo que el genio Asimov escribió: realista hasta la médula, humana y escrita de tal manera que no parece ciencia ficción, sino simplemente ciencia, un relato de lo que pasará en ese siglo XXIII, cuando tengamos la tecnología necesaria para realizar las fantasías que Asimov, como ya hiciera Julio Verne en su día, imaginó para nosotros. 

 

Maravillas Palomino

Escribir comentario

Comentarios: 0

Visualiza el número aquí

¡Descarga aquí nuestro noveno número!
¡Descarga aquí nuestro noveno número!