Q de Quetzal

Hoy quiero hablaros de la gran experiencia (no vivida) de mi vida. Es un reto encontrar un tema para la Q (para la siguiente vuelta me veo recurriendo al "contiene la Q" de Pasapalabra), pero creo haber acertado con el de esta semana. 

 

El Quetzal es un pájaro que vive en Sudámerica (sí, este de aquí al lado). Me acabo de enterar (gracias a la omnipresente Wikipedia) que cuenta la leyenda que el quetzal solía cantar (al parecer no es un ave cantarina) antes de la conquista española de Sudamérica, y que dejó de hacerlo al llegar los conquistadores; y volverá a cantar cuando su tierra sea de nuevo libre. El quetzal simboliza en su tierra la libertad, y de él toma su nombre la Ruta Quetzal, un programa de divulgación cultural que debería ser el sueño de todo joven.

 

(Sigue leyendo)

¿Lo hago por la vía institucional o a la buena de Dios? La segunda opción es más de mi estilo, ¿no créeis? De todos modos, si quereis información exacta, precisa y de calidad, os remito a la página de Wikipedia y a la página oficial (aquí). Porque lamentablemente no puedo garantizaros la coherencia de la información. Pero aquí va:

 

La ruta Quetzal es un programa para jóvenes (solo pueden participar chicos y chicas de 16 y 17 años, o los nacidos entre dos años como el 1997 y 1998) al que es muy dificil acceder. Y lo digo por percepción externa, porque nunca lo he intentado seriamente. Para poder participar en la Ruta Quetzal, necesitas presentar un proyecto creativo artístico, ya sea literario, musical o plástico. Si el proyecto es seleccionado, eres llamado a una entrevista personal donde debes defender el proyecto (en el caso de las obras musicales, hay que tocarlas), a fin de descubrir trabajos fraudulentos. Finalmente, se seleccionan 34 jóvenes de los tropecientos que se presentan para vivir toda una experiencia.

 

La Ruta Quetzal reúne a jóvenes de todo el mundo para hacer un viaje cultural de mes y medio en dos fases, una española y otra en Latinoamérica, con beca completa. Conocí a una chica (una auténtica artista) que consiguió con su trabajo un plaza para el viaje de ese año (no recuerdo cual fue) y asegura que fue la mejor experiencia de su vida. 

 

De modo que (me da la sensación de que siempre termino así) no puedo hacer otra cosa que recomendarosla. Y pediros que la recomendéis a todos los jóvenes que estén cerca de la edad de participación porque, sin duda, merece la pena. Para los más mayores (pero no mucho más mayores), está también la posibilidad de participar como monitores, aunque la selección creo recordar que era muchísimo más dura. Pero también merecerá la pena, estoy segura. 

 

No seáis como yo y no dejeis pasar esta oportunidad (o no dejéis que a otro se le pase!). ¡Hasta la semana que viene!

 

Maravillas Palomino

Escribir comentario

Comentarios: 1
  • #1

    Laura (miércoles, 24 julio 2013 18:35)

    La historia de Quetzal y la llegada de los conquistadores es fascinante. Los nativos creían que llegaban los enviados del dios Quetzal en la fecha en la que se descubrió América y por eso fueron tan pasivos y no opusieron resistencia a ellos: creían que venían para dar comienzo a una nueva era de libertad y bienestar.

Visualiza el número aquí

¡Descarga aquí nuestro noveno número!
¡Descarga aquí nuestro noveno número!