M de Matilda

¡Matilda! Supongo que sabréis cual es, esa película épica de una niña con telequinesia adquirida de tanto leer, basada en una novela del gran Roal Dahl, que tantas alegrías nos ha dado (Dahl es el padre de obras como Charlie y la fábrica de chocolate o James y el melocotón gigante). Aquí os dejo un pequeño video para que la recordéis:

 

 

(Sigue leyendo)

 

 

¿Qué me decís? ¿Os trae tiernos recuerdos de infancia/adolescencia/paternidad-sufrida? En caso de que la respuesta a esa pregunta sea no, seguid leyendo, y en cuanto terminéis el post ved esta película. Es una pequeña deferencia a la literatura y la magia de la infancia, al amor por el chocolate y las muñecas, el encuentro perfecto entre infacia y madurez, entre clichés y vida real. 

 

El fragmento de video que he puesto no está elegido al azar. Porque aparte de llevar una sucesión de fotogramas sin aparente sentido pero que traen a la mente multitud de escenas y a la boca muchas sonrisas (por lo menos a mi como nostálgica de esta película), como banda sonora lleva La Canción. Sí, con mayúsculas. Y, por favor, cuando lo leáis sentid las mayúsculas. Y si alguna vez lo decís, hacedlo con esa cadencia que te hace sentirlas (como cuando Sherlock dice La Mujer), de modo que no haya confusión posible. Porque Send me on the way, la canción que está sonando durante ese video es la absoluta banda sonora de Matilda. Sin esa canción (igual que pasa con Don't forget about me en El club de los cinco), Matilda no sería Matilda, la película carecería de su seña de identidad. 

 

Así que (y de nuevo temo estar usurpando el deber de mis compañeros de los viernes) os animo encarecidamente a que paséis una tarde con la Señorita Honey, Matilda, la señorita Trunchbull, el señor y la señora Wormwood, Gus y su pastel de chocolate, y todos los niños de esa maravillosa escuela que libra su propia revolución en contra de la horrible dictadora. 

 

Maravillas Palomino Dólera

Escribir comentario

Comentarios: 0

Visualiza el número aquí

¡Descarga aquí nuestro noveno número!
¡Descarga aquí nuestro noveno número!