Grafiteros chinos en Egipto, Picasso por partida doble y ladrones de cómics

Esta semana comenzamos las noticias con una gamberrada en el Templo de Luxor en Egipto. Un joven turista chino escribió "Ding Jinhao estuvo allí" en una de las pareces del templo. Este acto sobre una obra de 3.500 años fue descubierto por otro compatriota, quien lo denunció en su blog. La familia del grafitero, al enterarse, escribió un comunicado pidiendo disculpas. Finalmente, los restauradores pudieron borrarlo, aunque aún se puede notar la inscripción.

 

(Sigue leyendo)

 

Sin dejar la antigüedad, nos vamos a Bolonia donde investigadores de la universidad han encontrado la Toráh más antigua del mundo en la biblioteca de su Universidad. Es un misterio cómo llegó y el tiempo que lleva allí, pero tras varios estudios y análisis han llegado a una conclusión. Parece ser que el anterior catalogador de la biblioteca, debido a su limitado conocimiento en algunos campos, lo fechó en el siglo XVII.

 

Cambiamos de asunto y nos vamos con Picasso a Barcelona. El Museo Picasso va a exhibir 90 obras del pintor, en los que el protagonista es él mismo. La exposición, Yo Picasso. Autorretratos, contiene cuadros y dibujos que el malagueño hizo desde los 13 años hasta los 90. De Barcelona cambiamos a Bélgica, donde dos ladrones han robado 400 cómics originales, planchas, portadas originales valorados en millones de euros en la localidad belga de Haacht. Uno de los autores cuya obra ha sido sustraída es Willy Vandersteen, que ha sido traducido a 20 idiomas.Los ladrones siguen sin haber sido identificados.

 

Terminamos con Cornelia Funke, quien ha dejado definitivamente atrás la literatura infantil con la publicación de Reckless. Sombras vivas, segunda parte de la saga de libros sobre las aventuras de Jacob Reckless. 

 

Alicia Llanos

Escribir comentario

Comentarios: 0

Visualiza el número aquí

¡Descarga aquí nuestro noveno número!
¡Descarga aquí nuestro noveno número!