El arte de escuchar los latidos del corazón, de Jan-Philipp Sendker

Al echar un vistazo a las grandes historias de la literatura me he dado cuenta de que algunos temas son muy recurrentes, incluso hubo quien dijo que ya está todo escrito. Uno de ellos es el amor. Pero hay quien quiere leer positivamente sobre el amor y otros que prefieren historias más trágicas que llenan el alma de otra forma, así que encontramos de las dos, claro.

 

Esta semana vamos a centrarnos en una historia mágica transcurrida en Birmania. Con tanto puente y tantas fiestas hay quien se puede dar el lujo de viajar, y otros que lo hacemos a través de la imaginación. Así que toca eso, echarle imaginación a la cosa a través de un libro que no deja indiferente.

 

(Sigue leyendo)

La portada ya muestra parte del contenido, una historia velada y bonita. Una de esas historias que no se te borra de la memoria aunque la hayas leído hace tiempo. El Arte de escuchar el corazón es uno de esos libros que guardo con cariño en mi anaquel.

 

La trama no es muy compleja, a lo largo de 315 páginas se nos narra la historia de Tin Win y Mi Mi descubierta por la hija del primero, Julia Win, una joven neoyorkina que descubre una carta que contiene unas breves referencias a la ciudad natal de su padre y a su biografía infantil. Es así como Julia decide marcharse a un pueblo de Birmania para tratar de descubrir por qué su padre desapareció sin dejar rastro. Allí conocerá a un anciano que dice conocer la historia de su padre y, a través de su narración, el lector la va conociendo también.

 

Tin Win y Mi Mi se conocieron de pequeños cuando los dos sufrían una minusvalía física: ciego él, sin movilidad a causa de las piernas ella. Es así como el lector va introduciéndose en una historia de amor que rompe todas las barreras. Ella será sus ojos, pero él será sus piernas. Una historia sobre el amor incondicional y la pérdida que ha tenido muy buenas críticas.

 

De lenguaje sencillo y de descripciones magníficas es sin duda, uno de esos volúmenes que debéis conocer.

 

 

 

Sonia Pérez Sánchez / @SoniaRIPEC

Escribir comentario

Comentarios: 0

Visualiza el número aquí

¡Descarga aquí nuestro noveno número!
¡Descarga aquí nuestro noveno número!