C de Crepúsculo

A riesgo de meterme en terreno farragoso y pisarle el post del viernes a los caballeros de la web, voy a arriesgarme con una recomendación musical. Una recomendación musical de mi etapa más oscura, de esa que ninguna fan de Crepúsculo que se precie quiere rememorar (es culpa de las películas, chafaron por completo una saga decente del género romántico-fantástico). En fin, que yo, como buena twilighter que fui (y que soy de vez en cuando) descubrí este pequeño pero enorme grupo de música que os presento ahora: damas y caballeros, cafeteros y cafeteras, con todos vosotros: The Mitch Hansen Band.

 

(Sigue leyendo)

The Mitch Hansen Band, hasta donde yo recuerdo (porque soy incapaz de encontrar el torrente de información que leí acerca de ellos en su momento) es una banda familiar, cuyo lider es Mitch Hansen, tan fans de la saga Crepúsculo que decidieron hacerle un disco enterito, Twilight Hour. Es música indie, y suena como típica música indie, y a mí me encanta. Las canciones están basadas en el primer y el segundo libro y, de hecho, una de ellas (que os pongo a continuación) está directamente influenciada por esa contraportada que muchos recordareis ("Hay tres cosas de las que estoy completamente segura..."

 

No sé qué os parecerá. ¿Horrorizados? ¿Sorprendidos? ¿Completamente indiferentes? ¿No hay pensamientos de escuchar nada que tenga que ver con Crepúsculo? No sabéis lo que os perdéis, última opción. Porque, no sé si bien o mal, pero Mitch Hansen cogió el espíritu de los libros, lo pasó por su mente y dio a luz unas canciones de lo más originales que no os pienso traducir porque perderían mucho, pero que os animo a escuchar con atención. Por ejemplo la siguiente. La siguiente es genial. Si bien la de antes eran los sentimientos de Bella al descubrir su atracción por un vampiro, esta es la "aclaración" de un vampiro a un hombre lobo para que deje en paz a su chica. Al final suelta un pequeño agradecimiento al susodicho, pero la canción es claramente hostil, ¡y me encanta!

 

En fin. Os recomiendo encarecidamente el disco entero, aunque estas son si duda las mejores. ¿Sabéis? Me ha sorprendido gratamente el hecho de que aún me las sé, cinco años después. Son geniales, muy divertidas y muy movidas, un homenaje estupendo a una saga de libros que lo creamos o no, nos parezca bien o no, ha marcado una generación. Quiero terminar con dos cosas. La primera, para los fans de Crepúsculo, la recomendación de este enlace donde encontraréis unas viñetas inspiradas en Crepúsculo en las que una pajarita llamada Bella y un murciélago llamado Edward se enamoran. Sin desperdicio. Y la segunda, la última canción. Romanticosa perdida, pero muy bonita, inspirada en esa nana que Edward compone para Bella. Y con esta Lullaby nos despedimos hasta la semana que viene.

 

Maravillas Palomino

Escribir comentario

Comentarios: 0

Visualiza el número aquí

¡Descarga aquí nuestro noveno número!
¡Descarga aquí nuestro noveno número!