B de Big (Bang Theory)

¿Ha alguien que no los conozca? ¿Que no se haya tropezado con ellos haciendo zapping o intentando orientarse por la inmensidad de la TDT? Son geniales, irreverentes, frikazos entrañables y adorables. Han conseguido poner a los freaks de moda, hacerlos deseables (en el peor de los sentidos) y crear un humor inteligente y científico al alcance de todos. The Big Bang Theory es una sitcom con todas las de la ley: capítulos de 20 minutos, situaciones absurdas, enredos... Desde que se creara el género allá por los 60 no ha dejado de darnos grandes series, y de eso va nuestro post de hoy.

 

(Sigue leyendo)

La palabra sitcom es una abreviatura del inglés "situation comedy" o comedia de situación. Como ya he dicho, suelen durar unos 20 minutos, sus tramas se solucionan en un mismo episodio (a excepción de esa gran trama principal o tramas que unen toda la temporada), suelen tener unos seis o siete protagonistas y basan su humor en gags y diálogos. Otra de sus características es la inclusión de las risas enlatadas, que gentilmente te indican cual es el momento idóneo para reirte (a mi me resulta de gran utilidad). Se originaron en la radio, y hoy en día son una parte muy importante de nuestra parrilla televisiva.

 

En Wikipedia hay una excelente lista con todas las sitcoms de la televisión americana y española, si os interesa podéis verla aquí, así que no voy a extenderme mucho con ellas. Pero espero que me permitais algún parrafillo con sitcoms de esas que marcan. Y un poco las actuales, que marcan también, aunque todavía no lo notemos.

 

No puedo evitar nombrar friends, aunque yo sea de esas extrañas personas que no la ha visto entera e intuye el final solo de oídas. Friends marcó toda una época, y los tejemanejes de ese grupo de amigos tan diferente y que a la vez era capaz de profesarse tanto cariño (y odio de vez en cuando) nos enamoraron a unos cuantos. Otra sitcom también épica (por favor, quien no se sepa el rap del principio que se manifieste, que eso tenemos que investigarlo) es El príncipe de Bel Air, la serie que supuso el salto a la fama de Will Smith y que narraba las aventuras y desventuras de Will en California, donde su madre lo había envíado para que viviera con sus tíos (mítico también el cambio de la actriz que hacía de su tía y para el que nadie dio ninguna explicación). 

 

Otra sitcom muy buena, y ya en territorio nacional, fue Siete vidas. Se rodaba en directo (estas no eran risas enlatadas) e hizo las delicias de muchos españoles que disfrutaron de las delicias de ese grupo de amigos (de nuevo) tan dispar y tan unido, con sus líos amorosos y sus desdenes. De Siete vidas surgió un spin-off, Aída, también sitcom y de mucho éxito, que aún se emite y muchos veréis. También tengo que mencionar Aquí no hay quien viva, que a mí entender marcó un antes y un después en el género, creó la sitcom vecinal y dejó un buen legado, con personajes entrañables que todavía recordamos con cariño (como a Juan Cuesta, "presidente de esta nuestra comunidad"). La que se avecina es una copia de esta última, que ha mantenido parte del casting pero que ha degenerado un poco en comedia absurda y caricaturesca. Aunque visto el éxito que tiene, no es que se pueda decir que es malo. 

 

Y para terminar, sitcoms actuales, además de The Big Bang Theory, que ya he dicho que es genial (aunque debería añadir que adoro a sus personajes). Como no mencionar Como conocí a vuestra madre, la serie en la que Ted Moseby cuenta a sus hijos la versión extendida de tooooooodos sus amores de juventud hasta llegar a su esposa, cuya identidad desconocemos y dudo mucho que lleguemos a conocer. La serie está genial, sus personajes (en especial el idolatrado Barney) son casi objeto de culto y aparecen por doquier (Let's go to the mall, la canción de Robin, aparece en la última entrega del juego Just Dance) y las tramas y la estructura narrativa son originales. Dudo mucho que quede alguien en el mundo que no haya visto ni un solo capítulo, aunque sea solo por curiosidad, pero si es así, hacedlo. Merece la pena. Y para acabar, Modern Family. Una comedia innovadora que se ha llevado tropecientos premios (entre los que se encuentran un BAFTA y un Globo de Oro) y que narra la vida de una familia diferente. Y de manera diferente. Os animo también a probarla. Su estructura narrativa es bastante peculiar y, si me preguntais, os diré que no me termina de gustar del todo, pero tiene críticas geniales y las tramas son muy originales.

 

Y, sin más, me despido. ¡Habrá música en la próxima entrega!

 

Maravillas Palomino Dólera

Escribir comentario

Comentarios: 1
  • #1

    Patricia (miércoles, 03 abril 2013 16:12)

    Creo que he visto un capítulo como mínimo de todas las series que has comentado, pues Aquí no hay quien viva y La que se avecina...no me hacen mucha gracia.

    Mis favoritas han sido Friends y El Principe de Bel Air, cuando era más joven, y actualmente me encantan Modern Family y BigBang, disfrutas de los momentos graciosos de cada uno y terminas teniendo a tu personaje favorito, aunque te gusten todos.

    A mi parecer, muy buenas series.

Visualiza el número aquí

¡Descarga aquí nuestro noveno número!
¡Descarga aquí nuestro noveno número!