Yerma, de Federico García Lorca

Cerrad los ojos e imaginad la España de 1934. En ese contexto histórico se escribió la obra que recomiendo esta semana: Yerma del gran autor Federico García Lorca.

 

A través de tres actos de dos cuadros cada uno, Lorca narra un drama rural protagonizado por Yerma. Una joven mujer que está realmente preocupada por no poder engendrar un hijo de su marido Juan.

La trama se desarrolla en torno al conflicto interno de la esposa que desea ser madre y que no puede. Lo maravilloso de esta pieza teatral es la simbología que hay en cada una de las escenas, comenzando con el mismo nombre de la protagonista.

 

Cuando la leáis (o veáis si tenéis la oportunidad) estad atentos para no perderos ni una sola de las referencias que se hacen (como cuando Yerma le aconseja a su marido que desayune leche o la imagen y mención de la lluvia o la fuente, todos ellos símbolos de la fecundidad)

 

Sonia Pérez Sánchez

Escribir comentario

Comentarios: 0

Visualiza el número aquí

¡Descarga aquí nuestro noveno número!
¡Descarga aquí nuestro noveno número!