Locus Romanus

Esta semana hemos vuelto a la Escuela Superior de Arte Dramático de Murcia para ver el estreno del montaje de final de carrera de la otra clase de musical. La obra elegido ha sido nada más y nada menos que Locus Romanus, una adaptación de la película y también musical Golfus de Roma. 

 

Una comedia clásica actualizada, con actuaciones magistrales y coreografías espectaculares, que recoge además todo el espíritu de la comedia latina. Un regalo para los sentidos. Todo eso y más es esta hilarante Locus Romanus.

 

(Sigue leyendo)

El argumento es el propio de la comedia de enredos que inventaron en Grecia, se copió en Roma y que se ha expandido por todo el mundo hasta llegar a nuestros días: una calle con tres casas, un triangulo amoroso, el esclavo (o esclavos) protagonista que ayuda al enamorado amo a cambio de su libertad, el atractivo guerrero estúpido y personajes que solo se justifican por su comicidad. Unos ingredientes básicos y simples para una obra genial.

Se trata de la historia de amor de Hero, un ciudadano romano, y Filia, una esclava cretense que ha sido vendida a un capitán romano. Los dos esclavos de Hero, Pseudolus y Quasia, tramarán una complicada red de engaños y mentiras donde todo puede salir mal para que los dos enamorados puedan fugarse juntos, implicando para ello a las cortesanas del burdel de donde salió Filia y al esclavo de los padres de Hero, Histerium; la solución del drama, como siempre, en base a un detalle apenas mencionado.

Cabe decir que la obra es una adaptación de las dos obras de Plauto Miles Gloriosus (El soldado fanfarrón) y Pséudolo o el Trápala. 

El reparto protagonista está formado por alumnos de 4º de la ESAD, mientras que para el elenco (esto es, las cortesanas y los esclavos/soldados/marineros/ciudadanos, los pobres estan un poco explotados) se dio la oportunidad de participar a estudiantes de otros cursos, desde primero hasta tercero. Y, bueno, que no falte la mención especial a Erronius, el vecino que se fue hace veinte años a buscar a sus hijos y que decide volver para acrecentar aún más el enredo, que fue interpretado por el director de la Escuela, Juan Ángel Serrano Masegoso.

La obra, dirigida pro Casar Oliva y con coreografía de Raquel Jímenez, se podrá ver hasta el viernes de esta semana, con entrada libre hasta completar aforo. Podéis consultar los horarios aquí

 

Maravillas Palomino Dólera

Escribir comentario

Comentarios: 0

Visualiza el número aquí

¡Descarga aquí nuestro noveno número!
¡Descarga aquí nuestro noveno número!