S de Sherlock

No es un secreto para nadie: soy una acérrima admiradora de Sherlock Holmes en todas sus facetas, y una firme defensora de su personalidad, características e idas de olla. Adoro a Sherlock Holmes. Por eso me resulta tan gratificante encontrarme con una serie como Sherlock, de la BBC, que adapta magistralmente el universo creado por Arthur Conan Doyle. Y, sinceramente, jamás me había pasado el ver una serie y terminar cada capítulo con la sensación de que había visionado una obra maestra, irrepetible y digna de cualquier elogio que pudiera imaginar; es la misma sensación que tuve después de terminar de ver las películas de Batman: un argumento en constante crescendo y una ejecución maravillosa después de la cual solo podías decir bravo. O quizás ni eso. Porque normalmente te deja sin palabras. Pero bueno, Sherlock. Mi misógino detective tan buen entendedor de la mente humana.

 

(Sigue leyendo)

No creo que haga falta introducir al personaje. Todo el mundo conoce, en mayor o menor medida, al famoso detective, aunque se pierda en los detalles. Y gran parte de la culpa de esto (el conocimiento y la pérdida en los detalles) la tienen las adaptaciones cinematográficas y televisivas que las obras de Conan Doyle han tenido y que han perpetuado, para bien o para mal, la leyenda de Holmes. 

 

Si hacemos una panorámica desde la actualidad hasta le versión más antigua de Holmes en las pantallas, encontramos unos cuantos eventos notables. Desde el Sherlock Downey Junior, que explota la faceta más excéntrica de Holmes hasta el clásico de Basil Rathbone (el que popularizó esa frase jamás escrita de "Elemental, querido Watson"), pasando por versiones animadas, adolescentes y las más actuales: Sherlock, ya mencionada, y Elementary, la primera versión en la que (y creo que Doyle se está revolviendo en su tumba) Watson es una mujer. Hablemos brevemente de algunas de ellas:

Elementary (recientemente estrenada en Cuatro) sitúa la acción en Nueva York, donde un Sherlock Holmes del siglo XXI vive en un apartamento tras someterse a una desintoxicación (me encanta que intenten desintoxicar a Holmes, en Sherlock también pasa; obviamente es una preocupación que tienen los Watson actuales y que en el siglo XIX jamás se le pasaría por la cabeza). En este contexto es donde aparece la doctora Joan Watson, encargada de vigilarle durante 6 semanas para que no tenga ninguna recaída y que se convertirá en su acompañante. Sólo he podido ver los primeros 15 minutos del primer capítulo y si obviamos el tema del doctor Watson siendo una mujer (lo que no supondría ningún problema si no fuera porque en toda serie americana que se precie debe haber tensión sexual no resuelta entre los dos personajes principales y no quiero ni imaginar que pasará cuando la resuelvan) y el tema de "el cuerpo me pide sexo y yo se lo tengo que dar porque si no no pienso bien", no tiene mala pinta.

Ya he hablado de Sherlock, la serie que da nombre a nuestra entrada de hoy. No creo que pueda decir más sobre ella. Si acaso, un par de apuntes curiosos y menciones especiales a personajes: una señora Hudson loable, un Moriarty de lo más maquiavélico y entrañable y una relación Holmes-Watson de lo más divertida: si bien en la versión anterior tenemos a una Watson y un Holmes con lo que anticipo será tensión sexual viviendo en una casa, en la versión británica tenemos dos hombre viviendo en un casa solos, que van juntos a cualquier parte y que sienten un profundo afecto el uno por el otro (más patente en John). De modo que la sombra de la homosexualidad se cierne siempre sobre ellos, lo que me arranca más de una sonrisa cuando veo los capitulos. Porque, realmente y volvemos a lo mismo, en el sigo XIX no era nada raro que dos hombres heterosexuales tuvieran este tipo de relación; en la actualidad lo primero que pensamos es que su relación ha dado un par de pasos más allá.

Sherlock Holmes en el siglo XXII era una serie genial. Si las dos anteriores eran en la época actual, esta es futurista, ¡y de qué manera! Tomando de base la existencia real de Sherlock Holmes en el siglo XIX, la serie comienza en el Londres del siglo XXII, donde el crimen no hace más que crecer. La única solución que Scottland Yard encuentra es clonar al detective Sherlock Holmes, que con mentalidad decimonónica aparece en tan lejano siglo. Afortunadamente cuenta con la colaboración de un doctor Watson cuya cabeza se conservó y ahora es un cyborg (con todas sus funcionalidades) y de la inspectora Lestrade.  Los casos a resolver eran calcados de los libros, solo que con la particularidad de que ocurrían tres siglos más adelante. De verdad, me encantaba esa serie. Aún me sé la dichosa melodía. Es de animación, lo que a lo mejor a alguien le parece poco atractivo, pero os garantizo que merece la pena. 

Otra de dibujos, esta vez anime japonés. Detective Conan era una serie que recogía el espíritu de Sherlock Holmes, si bien las reminiscencias pueden parecernos lejanas y más ligadas a las clásicas historias de detectives que a las historias propias de Holmes. Sin embargo, la referencia está ahí, para quien quiera verla, y no hay que buscar mucho: el protagonista se llama Conan, como el creador de nuestro Sherlock, Arthur Conan Doyle. Vi unos cuantos capítulos cuando era pequeña y pintaban bastante bien.

Reconozco que esta película se acerca bastante a la aberración. Sherlock Holmes y el secreto de la pirámide narra la juventud de Holmes, como conoce a Watson, como se enamora (sí, ENAMORA), como se desilusiona y como resuelve su primer caso. No recuerdo que el argumento estuviera mal, aunque sí que era un poco mala. Creo que había algo de una secta religiosa. En fin. Tenía que mencionarla: me gustaba un montón cuando era más pequeña; y la produjo Steven Spielverg, con guión de Chris Colombus además.

Esta es la última, lo prometo, que mi pasión por Sherlock Holmes está haciendo de esta una entrada muy larga. Se trata no solo de una película, sino de una serie de films protagonizados por el Holmes más famoso de todos los tiempos, Basil Rathbone. Él fue quien popularizó la gabardina, el sombrero y la pipa, quien dijo "Elemental, querido Watson" (lo sé, me he repetido con esto último) y el primero en popularizar el personaje gracias a una pantalla. Yo sólo he visto esta, El perro de los Baskerville, y debo admitir que no me gustó mucho. El de Rathbone no es un Sherlock Holmes convincente, no recupera el espíritu de los libros de Doyle, a mi parecer. Pero bueno, tiene el mérito de ser el más antiguo y el que ha creado escuela. 

Y hasta aquí mi homenaje al detective más grande de todos los tiempos. Aunque sin desprecio a Poirot, Marple y Dupin, por supuesto.

Escribir comentario

Comentarios: 7
  • #1

    María José (domingo, 10 febrero 2013 00:13)

    ¡Pero que buen gusto tienes! el mejor club. Disfrutarias mucho en la "Semana Negra de Gijón".Hablamos.

  • #2

    Ph. Dorset (lunes, 11 febrero 2013 21:16)

    Hola a todo el equipo de "Café de Letras":

    Comparto vuestra admiración por Sherlock Holmes y me gustaría añadir dos pequeñas referencias. La primera, ya que se mencionan varias adaptaciones animadas, es la serie de dibujos en la que colaboró el gran Hayao Miyazaki y que, a pesar de ser una adaptación un tanto libre de las historias de Conan Doyle, cuenta con una estética memorable, además de ser muy divertida.

    Aquí podéis recordar el "opening":

    http://www.youtube.com/watch?v=A6GDm-9j4Mo

    La segunda referencia son los episodios que realizó para la televisión británica, entre 1984 y 1994, la productora Granada, con un magnífico e inolvidable Jeremy Brett en el papel de Holmes. Muchos consideran que es el mejor Sherlock Holmes que se ha visto en la pantalla (sin desmerecer a Basil Rathbone, como bien señaláis), opinión que comparto.

    Aquí tenéis un enlace con el primer capítulo de la serie:

    http://www.youtube.com/watch?v=_HqrU8BKvNo

    Me gusta la perspectiva de vuestra entrada y me ha picado la curiosidad por la última adaptación de la BBC, que confieso que no he visto.

    Enhorabuena por vuestro trabajo y disculpad la intromisión.

    Abrazos,

    Ph. Dorset

  • #3

    cafedeletras (lunes, 11 febrero 2013 21:40)

    María José, muchas gracias!

    Ph. Dorset, muchísimas gracias a ti también por tus aportaciones. Obviamente resulta muy difícil conocer todas las adaptaciones que ha tenido este gran detective, y siempre es una grandísima noticia descubrir otra. Las veremos con placer, y esperamos que el resto de entradas tengan el mismo interés!

  • #4

    Patricia (domingo, 03 marzo 2013 16:07)

    Tanto Sherlock Holmes en el SigloXXII, El misterio de la pirámide y el Detective Conan, son de las pocas cosas que he visto sobre Sherlock, añadiendo la versión de Disney "Basil el ratón superdetective" y las últimas adaptaciones de la gran pantalla, a pesar de ello siempre me ha llamado la atención.

  • #5

    cafedeletras (lunes, 11 marzo 2013 15:25)

    Entonces no dudes en verlas, te sorprenderán!

  • #6

    u=11109 (domingo, 21 abril 2013 17:49)

    I shared this on Myspace! My buddies will definitely enjoy it!

  • #7

    Brenda Arias (viernes, 16 agosto 2013 17:30)

    jeremy brett es el mejor actor que ha interpretado a éste magnifico personaje, que muchas veces me cuesta creer que no haya existido alguna vez y es una pena saber q todo salio de una cabeza muy creativa . pero bueno, ya te digo jeremy me cautivó , hasta el punto que estoy comprando los cds con las peliculas que grabó para granada.

    saludos

Visualiza el número aquí

¡Descarga aquí nuestro noveno número!
¡Descarga aquí nuestro noveno número!